Los buitres negros olvidados

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha lanzado las campanas al vuelo para anunciar que el buitre negro se está recuperando en Andalucía. Esgrime el último censo de la especie en Andalucía en el que se han recuperado dos poblaciones y los datos globales son de aumento de ejemplares. Lo que no dicen es que desde 2009 se han desentendido de la principal colonia de esta especie, la de Sierra Pelada, en Huelva, que es la que más parejas tiene (una de cada tres de las que hay en Andalucía), dejando solos en la lucha por la conservación del buitre negro a la asociación Ándalus y la Fundación Bios. Muchos medios de comunicación han dado por buena la nota de prensa de la Consejería en la que se atribuye a sus programas la recuperación de la especie y de nuevo no se ha contrastado que lo que dice la Administración es, en este caso, una verdad (o mentira) a medias.

Entrevistamos a Rafaél Galán, responsable del Proyecto Buitre Negro en Sierra Pelada que lleva a cabo de manera altruista la asociación ecologista Ándaluz y la Fundación Bios desde 1983, las entidades a las que de verdad le debemos que el buitre negro siga surcando los cielos onubenses.

Este es un adelanto para nuestros suscriptores de un reportaje mucho más amplio y documentado que publicará El Correo de Andalucía en sus versiones impresa y digital el próximo lunes.

-¿Cuándo empieza Ándalus a trabajar en la conservación del buitre negro?

-El Proyecto Buitre Negro se remonta a 1983 cuando la situación de esta especie era crítica. En nuestro país existía un ecologismo incipiente y una escasa conciencia medioambiental.

-Ahora se cumplen 30 años tratando de recuperar la colonia de Sierra Pelada en Huelva. ¿En qué situación se encontraron hace tres décadas esta colonia?

– Sierra Pelada registraba en 1983 menos de 40 parejas de buitres, pero lo más preocupante era que esta colonia parecía abocada a la desaparición por el envenenamiento de ejemplares y la destrucción de los lugares de cría.

-La crisis de las vacas locas, en la que se sellaron prácticamente los muladares supongo que fue un momento complicado para esta carroñera ¿no?

– La escasez de carroñas afecta de manera importante al Buitre Negro, principalmente a los individuos no adultos que tienen menos experiencia en la búsqueda de alimento.

-Pero ahora estamos en un momento que pinta incluso peor que en esa época. Si durante estos años se han vivido momentos de colaboración con la Consejería de Medio Ambiente, ahora sencillamente no hay diálogo.

-La mejor etapa para el Buitre Negro en Huelva tuvo lugar entre 1997 y 2009, porque en estos años funcionó una comisión de seguimiento en la que coincidieron esta consejería, Fundación Bios y Andalus, y los acuerdos alcanzados en su seno permitieron proteger de manera efectiva a la especie. Pero en el 2009 la Junta de Andalucía liquidó esta comisión de seguimiento y dejó en suspenso la mayor parte del trabajo que había desarrollado.

-La Junta de Andalucía se vanagloria de que han aumentado el número de ejemplares de buitre negro en Andalucía.

-Siendo muy deseable el aumento del número de buitres, en la actualidad el objetivo más importante debería ser mejorar las condiciones en las que viven estas aves porque éstas distan mucho de ser óptimas.

-¿Qué haría falta para que el buitre negro volase tranquilo en los cielos de Sierra Pelada?

– El Buitre Negro necesitaría verse libre de venenos y que la consejería de Medio Ambiente volviera a la mesa de diálogo y recuperara los planes para su conservación que elaboró y aprobó conjuntamente con Fundación Bios y Andalus.

Share Button
>> Compartir en MenéameMenea este post en Meneame.net

Author: RICARDO GAMAZA

Periodista ambiental desde hace dos décadas en prensa, radio, televisión y blogs. Productor y director audiovisual independiente, escritor y guionista. Escribo periódicamente sobre ecología para Diario Público, Huffington Post, Consumerismo, El Correo de Andalucía, Magacink y Quercus.

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: