Ecolimpieza del hogar

limpieza ecologica 

Muchos ‘remedios de la abuela’ han quedado relegados ante la sociedad consumista que, apoyada en la publicidad, han convertido en hábito el uso de productos químicos para la limpieza de nuestros hogares. Sin embargo, en nuestras casas se encuentran muchos productos que nos pueden servir para hacer una limpieza libre de tóxicos e igualmente efectiva.

Buscando lo más natural y menos tóxico, además de lo más barato, empezamos nuestro recorrido en busca de los productos de limpieza para el hogar en el botiquín. Alcohol y agua oxigenada son en esta parada nuestros dos pasajeros en el viaje de hacer nuestro hogar más ecológico. Las propiedades desinfectantes del alcohol son de sobra conocidas y, de hecho, es por eso que forma parete del botiquín casero. Pero aplicando esas propiedades a la limpieza, el alcohol es la mejor opción para desinfectar la taza del inodoro, donde más gérmenes se alojan. Basta con aplicar un chorro de alcohol a 1/4 de cubo de agua limpia y aplicar esa disolución con un trapo o bayeta en la superficie del inodoro.

De la misma forma, la disolución de alcohol en agua es un potente limpiador de cristales, dejándolos con una transparencia difícil de igualar. Es recomendable en este caso aplicarlo con una esponja ya que los trapos suelen dejar resíduos de algodón, y después secarlos con papel de periódico, de manera que reutilicemos el residuo de papel que consumimos en casa.

De hecho, los limpiadores industriales que comercializa la industria tienen como base el alcohol, si bien los procesos químicos para elaborarlos incorporan tensoactivos aniónicos cuya misión es disolver la grasa . Precisamente estos compuestos son los que le dan a los limpiahogares una gran efectividad si bien también aportan una alta toxicidad no sólo por ingestión sino también (en menos medida) por inhalación.

La siguiente parada en busca de limpiadores de hogar ecológicos está en la despensa. Además de los conocidos usos desinfectantes y desengrasantes del vinagre, este producto es un poderoso desincrustante de cal en los elementos metálicos de los fregaderos. Mezclando una parte de vinagre con dos de agua ontenemos una disolución que también se puede usar en el lavavajillas junto con una cucharadita de sal y una taza de agua hirviendo como sustituto del jabón específico para este electrodoméstico que venden en las grandes superficies.

Share Button
>> Compartir en MenéameMenea este post en Meneame.net

Author: RICARDO GAMAZA

Periodista ambiental desde hace dos décadas en prensa, radio, televisión y blogs. Productor y director audiovisual independiente, escritor y guionista. Escribo periódicamente sobre ecología para Diario Público, Huffington Post, Consumerismo, El Correo de Andalucía, Magacink y Quercus.

Share This Post On
468 ad

3 Comments

  1. excelente comentario sobre limpieza ecológica del hogar para tenerlo en cuenta gracias

    Post a Reply
  2. Me gusta, Ricardo. No pares con tu blog. Adelante!

    Post a Reply
  3. El vinagre diluido en agua caliente o tibia siempre ha sido mano de santo para muchas cosas, como por ejemplo, para el teclado de un portatil como el que estoy usando en este momento al escribir esto.

    Humedeces el trapo en esa solución de vinagre diluido con agua y el teclado relucirá pero esta vez no de grasa de las manos 😀

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: