Ecologistas en Acción prepara denuncias por incumplimiento de la Ordenanza Municipal con el ‘arboricidio’ de Sevilla

Ecologistas en Acción plantea denunciar al Ayuntamiento de Sevilla por incumplir, según la asociación, la ordenanza relativa a arbolado. Según su portavoz, Eduardo Gutiérrez, la falta de transparencia y la forma en la que se han realizado los apeos es más que cuestionable, no obstante, estas talas masivas tienen que disponer obligatoriamente de un informe de Área de Parques y Jardines y de la correspondiente licencia urbanística.

Como ha venido ocurriendo en anteriores veranos, el presente mes de julio se está caracterizando por otra nueva tala masiva de árboles en esta ocasión en calles de los Distritos Centro, Nervión y Este. Según el propio Director General del área de Medio Ambiente, Parques y Jardines, Adolfo Fdez. en torno a 500 árboles serán apeados por presentar “peligro inminente de caída” como figura en los informes disponibles de los ejemplares apeados. Aunque los futuros apeos no están aún disponibles en la web del Ayuntamiento, la nota de prensa aparece recogida en el portal sevilla.org.

El portavoz ecologista apunta: “parece que el Sr. Alcalde y presidente de la Red Española de Ciudades por el Clima confunde indiscriminado y masivo. Tala indiscriminada es la que no distingue unos árboles de otros, mientras que el adjetivo masivo es cuando algo se hace en gran cantidad. Evidentemente, una tala de 500 árboles es masiva y la política urbana hasta el momento ha hecho que sea posible y que los últimos veranos destaquen por las talas masivas”.

Desde Ecologistas en Acción, y otras entidades ciudadanas, se viene reclamando desde hace años una mayor transparencia en materia de gestión del patrimonio natural de la ciudad. Según sus portavoces, los informes que avalan estas actuaciones siempre se conocen a posteriori, y los ecologistas se preguntan por el contenido del estudio sobre el estado general del arbolado que el actual alcalde encargó al inicio de su mandato. “Creemos que si el inventario de árboles aún no se ha puesto a disposición de la ciudadanía y de manera accesible para su consulta es porque las decisiones se van tomando improvisadamente y para tranquilizar a la población. De lo contrario, estastalas se realizarían distribuidas en el tiempo en función a su nivel de peligrosidad y en épocas en las que aumenta el peligro inminente de caídas, especialmente en primavera y otoño por causa de las rachas de viento” afirma Eduardo Gutiérrez.

Según los ecologistas, toda esta información debería serpública, junto a los planes anuales de talas y podas, previamente a la realización de las actuacionesy no después, como viene siendo habitual. “Si la gente se le ha echado encima al gobierno actual en cuestiones como la plaga de cotorras o las talas masivas de árboles es porque detrás de cada decisión, existe poca o ninguna información, ni campaña previa, que ayude a la ciudadanía a entender qué pasa y por qué se tiene que hacer”. 

 “Más vale prevenir que curar”

Para los ecologistas, estas medidas paliativas del arbolado poco o nada ayudan a hacer de Sevilla la ciudad saludable que las personas merecen. En 2016 fueron talados alrededor de 150 ejemplares del Distrito Este que, según la federación de ecologistas, no han sido repuestos y que, en muy pocos casos, han sido sustituidos por ejemplares de pequeño porte, como naranjos. Frente a la sombra y microclima que proporcionaban las grandes tipuanas, bajo las cuales la temperatura disminuye una media de diez grados según los datos del equipo de Biología Vegetal y Ecología de la Universidad hispalense, el estado de los árboles es lamentable a causa de la falta de agua según Jesús Díaz miembro de Ecologistas en Acción y vecino de la barriada.

Ayuntamiento y asociaciones coinciden en que el mal estado del arbolado es consecuencia de la mala praxis de años anteriores; “la falta de tratamientos fitosanitarios y las malas labores de arboricultura y jardinería, son los responsables de que tengamos que hacer frente a calles que hasta el otoño no podrán ser repobladas, precisamente en verano que es cuando más falta hace” asegura Jesús. “Por experiencia sabemos que la sustitución de un árbol por otro nuevo y sano no es como reponer una fuente o un banco en una plaza. La eliminación de ejemplares de gran porte y la sustitución por otros sanos, no compensa las funciones de los árboles talados o si lo hace, se requieren hasta 20 o 30 años en algunos casos; una cuestión temporal que debería tenerse en cuenta a la hora de gestionar el patrimonio natural de la ciudad”.

Árboles para luchar contra el cambio climático

Y es que muerto el perro se acabó la rabia. La amputación verde que esta operación de emergencia nos está costando, además de cercenar patologías, va a dilapidarse 600.000 euros de fondos públicos, según los datos de la propia delegación de Parques y Jardines. “En lugar de esto, deberían estar tomándose medidas preventivas, para que dentro de unos años no se repitan de nuevo las talas masivas, la última solución para acabar con el cambio climático” se lamenta Jesús Díaz.

“A nuestros gobernantes se les llena la boca con el cambio climático y la sostenibilidad de cara a la candidatura de Sevilla Capital Verde europea, mientras algunos barrios de la ciudad mantienen sus calles desoladas, convertidas en auténticas islas de calor” 

De las casi 80 medidas, mayoritariamente tecnológicas, que contiene el Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible (PACES) para luchar contra el cambio climático y reducir la emisión de CO₂ tan solo tres de ellas corresponden al Área de Parques y Jardines. En concreto, la primera de ellas (medida 63) contempla la plantación de 10.000 nuevos árboles en el viario de la ciudad con fondos propios: 1 millón 800.000€ con el supuesto ahorro de 19.000 toneladas de CO₂ al año, según el propio informe. Además de estos habría que destoconar y replantar 2.500 alcorques liberados en los últimos años. “Con esta ingente cantidad de árboles por delante nos gustaría saber cuántos árboles se han repuesto de acuerdo a los objetivos del PACES con especies adecuadas para nuestro clima” se pregunta Jesús Díaz y concluye: “el verde urbano, especialmente el arbolado de las calles, se ha estado manejando a golpe de motosierra en lugar de con el cuidado y el mimo que estos elementos esenciales del ecosistema urbano, necesitan”.

Share Button
>> Compartir en MenéameMenea este post en Meneame.net

Author: RICARDO GAMAZA

Periodista ambiental desde hace dos décadas en prensa, radio, televisión y blogs. Productor y director audiovisual independiente, escritor y guionista. Escribo periódicamente sobre ecología para Diario Público, Huffington Post, Consumerismo, El Correo de Andalucía, Magacink y Quercus.

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: