El caso ‘La Casera’ o la muerte de la botella retornable

La España de posguerra tenía centenares de marcas de gaseosa.

La España de posguerra tenía centenares de marcas de gaseosa.

Yo pertenezco a la generación que acudía a los ‘mandados’ cargado con una bolsa de tela (la ‘talega’ le llamábamos en mi casa) que contenía botellas de vidrio vacías. “¿Traes los cascos?”, era la pregunta del tabernero antes de realizar la venta de bebidas. Y es que hace apenas tres décadas las botellas eran en su mayoría retornables: las empresas distribuidoras de refrescos las recogían en los puntos de venta, las lavaban en fábrica y las rellenaban de nuevo. Todo un ejemplo de reutilización, esa tercera ‘R’ tan olvidada en el reciclaje (reciclar, reducir, reutilizar), que se ha perdido casi por completo. Para encontrar una causa de este abandono del casco reutilizable hay que remontarse a los años 60 y a una práctica poco ética para hacerse con el control del mercado de la gaseosa: el caso ‘La Casera’ (si bien, para ser justos hay que aclarar que la empresa actual, comprada en 2001 por Schweeppes no tiene nada que ver con esta acción empresarial).

La Casera es el líder absoluto del mercado nacional de las gaseosas, con más de 300 millones de litros de consumo anual. Pero para llegar a la cima, La Casera dejó un camino lleno de cadáveres empresariales de los que no se quiere hablar.

En 1914 un francés que había trabajado en la British Siphon, Francoise Duffo, llega a España y crea la marca de gaseosa ‘El Rayo’. En 1920 contacta con Coca Cola y obtiene la que fue la primera concesión de esta multinacional en España, lo que le da un pulmón económico capaz de crear, en 1949 ‘La Casera SL’, que arranca al año siguiente con una discreta producción de 1.417 botellas, aunque en junio de ese año ya va por las 25.000 botellas y acaba el año en 380.000 litros vendidos.

La estrategia de penetración en el mercado por parte de La Casera es lograr una distribución local de éxito. Pero se encuentra con un obstáculo: el mercado tiene muchísimas marcas de gaseosa locales que se venden a pequeña escala.

La reutilización de envases fue, para La Casera, el talón de aquiles de su competencia

Y entonces, La Casera encontró el talón de aquiles de sus pequeñas competidoras locales: reutilizaban las botellas y, por tanto, no poseían una producción propia de botellas de cristal. Así que inició el acopio de las botellas de la competencia y las fue eliminando. Cuando la empresa de gaseosa local se daba cuenta de que sus cascos no regresaban a fábrica después de ser vendidas les llegaba la oferta de La Casera, que compraba la empresa y cerraba la marca. La Casera sí producía sus propias botellas.

Esta práctica legal pero evidentemente poco ética, fue acabando así con la competencia. Las botellas de otras gaseosas desaparecieron del mercado y, finalmente, visto lo visto, las empresas de refrescos optaron por usar botellas de un sólo uso: las no retornables, para evitar que un día llegase una Casera que les hundiera el negocio. Las botellas de plástico en los años 80 hicieron el resto para acabar con una práctica tan ecológica como recomendable: reutilizar botellas de cristal, esa práctica que el intento de monopolio de La Casera acabó matando y que cada semana hacen que tiremos kilos y kilos de envases y botellas a los contenedores.

FALDON ECOPERIODISMO

 

ECOPERIODISMO ECOFACEBOOK  ECOVIDEOSEL CORREO

Share Button
>> Compartir en MenéameMenea este post en Meneame.net

Author: RICARDO GAMAZA

Periodista ambiental desde hace dos décadas en prensa, radio, televisión y blogs. Productor y director audiovisual independiente, escritor y guionista. Escribo periódicamente sobre ecología para Diario Público, Huffington Post, Consumerismo, El Correo de Andalucía, Magacink y Quercus.

Share This Post On
468 ad

13 Comments

  1. Intereses económicos, que sería de este mundo sin ellos. //MODE IRONIC OFF

    Dejando eso de lado, fue una idea cojonuda la de La Casera…jaja

    Post a Reply
  2. Desconocía la historia, gracias por compartirla.

    Sobre la regla de las 3 erres yo la conocía en otro orden (ordenadas por orden de ejecución): Reducir, reutilizar y reciclar; la primera corresponde al fabricante (y ha de ser exigida por el consumidor), la segunda al consumidor y la tercera al estado (con la colaboración de los ciudadanos)

    Post a Reply
  3. Bueno, esa ha sido la tendencia general, no sólo de la Casera. La reutilización del envase sólo la sigo viendo en Alemania.

    Post a Reply
  4. Interesantisimo el artículo.

    Yo también recuerdo como de pequeño en casa nos dejaban a mi hermana y a mi al cargo de este tipo de envases para que los llevaramos a la tienda y nos ganaramos unos duros, o simplemente que nos lo descontaran de la botella de Casera (blanca, por cupuesto) que comprabamos.

    Aquí en Noruega (soy un “joven con ganas aventura”, como dicen algunos gobernantes) hay un sistema integrado de gestión de envases.

    El vidrio, metal, plástico, papel, orgánico, bombillas, pilas, enseres, etc. se depositan en contenedores (aquí en mi pueblo solo los recogen cada 7-15 días, según tipo de residuo), siendo el sistema practicamente idéntico al español.

    Las latas de cerveza y refresco y las botellas de plástico de agua mineral (aquí el agua mineral se consume poco y es extredamamente cara, casi 3 € una botella de medio litro) y de refresco son retornables mediante un sistema de depósito y de recogida con máquina automática.

    El sistema es el siguiente: compras tu refresco (una botella de medio litro suele rondar las 19 coronas, unos 3 €) y al pasar por caja pagas el “pant” (depósito en noruego). Ese “depósito” varía entre 1 corona para latas y botellas pequeñas (0,12 € aprox.) y las 2,5 coronas(0,30 € aprox.) para botellas más grandes, y viene reflejado en la etiqueta de la botella o en la propia lata.

    Algunas de esas botellas son muy gruesas y se reutilizan (sobre todo las de refrescos nacionales y sidras), y otras se reciclan (caso de las botellas de medio litro de PET).

    Cuando has consumido su contenido, vas al super y metes el/los envases en una máquina que lee el código de barras de la etiqueta y va sumando el depósito que tu u otra persona (si por ejemplo te has encontrado la botella tirada en la calle) pagaste cuando compraste esas bebidas.

    A partir de aquí, y en función de si la máquina está en un supermercado adherido a la Cruz Roja Noruega, puedes elegir entre un vale o jugar ese dinero en la lotería de la propia Cruz Roja.

    Si eliges la lotería, hasta luego y buena suerte. Si eliges el vale, lo pasas por caja al comprar y te hacen el correspondiente descuento. También puedes pasar con el vale por la caja sin comprar y que te den su valor en metálico. Muchos niños se encargan en su casa de recoger y llevar las botellas de su casa para así ganarse algún dinerillo.

    El sistema es muy práctico, pero tiene sus salvedades:

    – Solo funciona con envases de productos noruegos. Si metes, por ejemplo, una botella española (yo lo he probado), te la rechazará.

    – Si la lata esta algo bollada o aplastada, o la botella ha perdido su código de barras, la máquina también la rechaza. Los rechazos te los llevas a casa y los hechas al cubo del reciclaje de plástico, aunque muchos la tira en una papelera que hay al lado de la maquina para eso mismo. Sin embargo, las botellas retornables (gruesas) se detectan por su peso, no por el código de barras.

    Una vez que la máquina coge los envases, los aplasta (si son latas o botellas no retornables) van entrando en bolsas que luego van a plantas de reciclaje. Las botellas de plástico grueso se devuelven a las envasadoras locales y se vuelven a rellenar (se nota, porque muchas botellas vienen muy arañadas de su uso, y su etiqueta no abarca toda la botella, solo una parte, y son de papel en vez de polipropileno).

    Espero haberme explicado bien y que no olvidarme de nada. Un sistema cómodo para el retorno de envases de las industrias de refrescos, cervezas y aguas de Noruega. Un saludo desde aquí, a 10 º C un 20 de agosto.

    Post a Reply
    • Gracias por tu aportación que es también muy interesante y sirve para contextualizar internacionalmente el tema de fondo: la reutilización de envases.

      Post a Reply
  5. Muy interesante historia. Totalmente creíble si no fuera por la absoluta falta de fuentes documentales. Wikipedia misma ofrece una versión alternativa a la práctica poco ética que se indica en este blog. Me parece que eso de ir quedándose los envases uno a uno para debilitar a los competidores es cuanto menos una ardua tarea. En el post se lanza una acusación seria que no se apoya documentalmente.

    Post a Reply
    • Hola Victor. Gracias por participar en el blog. Las fuentes en las que me he basado son trabajadores jubilados de la empresa que trabajaron en esta tarea a nivel local (sin contacto entre ellos) por lo que he dado por contrastada y creíble la información. Evidentemente La Casera no iba a ir publicando ni dejando rastros documentales de lo realizado, sobre todo porque aunque siendo una práctica legal, dista mucho de serlo éticamente.

      Post a Reply
  6. Me parece lamentable la cantidad de acusaciones sin justificar que se han aquí y sin base documental. Os diré algo, soy la primera encatada con reciclar, pero el modelo de negocio de reutilizado ya no es sostenible. ¿Os habéis molenstado en cuantificar cuanto CO2 se emite con el transporte de ida y vuelta de botellas vacías. además, el proceso de lavado y desinfectatado también tiene un coste que probablemente al final haga que no sea rentable. Por otra parte, no os habéis fijado que en los bares, la gente mete cosas dentro de las botellas? anillas, papeles, pagitas, colillas. Seguro que limpiar eso para poder usar esa botella no es nada barato. Dicho esto, me encantaba la casera en vidrio. Estaba mucho más carbonatada que las de PET.

    Post a Reply
    • Hola.
      Yo he sido diseñador de máquinas para el lavado de botellas reutilizables casi 20 años. Desde hace 10 años que la empresa tuvo que cerrar después de casi 40 años en funcionamiento.

      Por supuesto que es mas barato reutilizar el envase de vidrio, los costes de lavado de los envases son inferiores al reciclado. Ten en cuenta que también se utilizan vehículos, que también emiten CO2, para recoger los envases de los puestos ‘verdes’ para ser reciclados. La energía que se necesita para volver a crear una botella de vidrio de cero es muy superior al del lavado y reutilización.

      Industrias como la cervecera, refrescos, cava, etc… siguen utilizando el sistema de reutilización, pero a gran escala. El particular no tiene que devolver el envase, pero los restaurantes, bares, etc, si.

      Aquí ha habido unos intereses económico-políticos muy grandes para frenar el uso de la Reutilización… y es ECOEMBES en Catalunya o ECOVIDRIO en el resto de España, aunque sean empresas sin ánimo de lucro (????)… eso bajo mi punto de vista.

      En Alemania, así como en otros países nórdicos, existe una mentalidad muy diferente a la nuestra en este sentido. Sobre todo en la mentalidad de hacer un país mas sostenible y potenciar de esta manera incluso, a la industria y crear empleo.

      Aquí en nuestras españas lo que interesa es la reducción de costes y el lucro lo más instantáneo posible…. y mucho tocho, que ofrece beneficios casi instantáneos…. otra vez hablo bajo mi punto de vista 🙂

      Un saludo.

      Post a Reply
    • Hola.

      He sido diseñador de maquinaria para el lavado de botellas de vidrio de reutilización casi 18 años. La empresa en cuestión cesó su actividad hace 10 años, después de casi 40 años a pleno funcionamiento.

      Las causas del cierre de la actividad? El poco o nulo apoyo de nuestra administración a la tercera R, reutilizar.

      Es mas económico y ventajoso para el medio ambiente la reutilización de envases, que no el reciclado para posteriormente volver a crear desde cero otro envase de vidrio. Se realizaron muchos estudios sobre esto hace años.

      Las máquinas de lavar las botellas utilizan agua a una temperatura máxima de 80ºC, frente a los 1.500ºC que se necesita para fundir el vidrio y volver a crear otro envase. Sin contar con la energía necesaria para volver a enfriar estos, etc, etc… Eso solo para dar un ejemplo.

      Ten en cuenta que también se utilizan vehículos de motor que emiten CO2 para recoger los envases de los puntos ‘verdes’ para el reciclado… y además con mano de obra gratuita, el ciudadano.

      Bajo mi punto de vista, algo personal, la culpa de acabar con la reutilización de los envases es puramente política y económica, económica no por que sea mas barata, si no, por que ellos (los de arriba) se llevan mas tajada.

      Se sigue reutilizando mucho envases, no nos engañemos… la industria cervecera, refrescos, cava, etc, lo utilizan, pero a gran escala.

      Los ciudadanos no lo apreciamos, pero los bares y restaurantes tienen que retornar estos envases.

      Luego de estos intereses políticos nacieron empresas como ECOEMBES (catalunya) o ECOVIDRIO (resto de España), que les interesa claramente el reciclado sobre la reutilización. Empresas que curiosamente de auto-denominan sin ánimo de lucro (?????), como una ONG de las botellas, jejejjeje. Esto bajo mi punto de vista de nuevo.

      En Alemania y otros países nórdicos tienen otra mentalidad, a parte de hacer el país mas sostenible, también se crea una industria alrededor de la reutilización que crea puestos de trabajo y una excelente I+D+I…. cosa que como todos sabemos, en nuestras españas no existe.

      Un saludo a todos.

      Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. La Casera para conquistar el mercado de gaseosa acabó con el envase retornable - […] La Casera para conquistar el mercado de gaseosa acabó con el envase retornable […]
  2. Huele a reciclaje en Dinamarca | exYge Consultores - […] No es una iniciativa moderna. De hecho, en Finlandia el SDDR funciona desde 1990, en Holanda desde 1993 y…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

A %d blogueros les gusta esto: