EL SUPREMO ELIMINA DEFINITIVAMENTE LA POSIBILIDAD DE UN DRAGADO DEL GUADALQUIVIR

La sentencia del alto tribunal da la razón a la organización WWF España y elimina el proyecto de dragado del Guadalquivir del Plan Hidrológico, donde aún se mantenía, por “la grave afección ambiental a Doñana”.

El Guadalquivir a su paso por Coría del Río. Fotografía: Sandra Díaz-Siachoque

WWF España  acaba de lograr vencer en los tribunales a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) que mantenía el proyecto de dragado del río en su último plan hidrológico pese a que el mismo Puerto de Sevilla ya había renunciado públicamente a este polémico proyecto. La Sentencia del Tribunal Supremo de 8 de julio de 2019, a la que ha tenido acceso El Correo de Andalucía, estima el recurso presentado por WWF y determina que se elimine finalmente del Plan Hidrológico del Guadalquivir el proyecto de dragado de ensanche y profundización del río Guadalquivir “por su grave afección ambiental a Doñana”.

Más de 15 años ha estado la espada de Damocles del dragado pendiendo contra el Guadalquivir y la propia vida de Doñana, desde que el Puerto de Sevilla se propusiera hacer una profundización del calado del río para aumentar la llegada de buques y de cruceros. El gran varapalo contra este proyecto faraonico fue el informe científico coordinado por el prestigioso profesor Losada que determinaba que el dragado supondría la muerte del río si se llevaba a cabo en las condiciones actuales que tenía el Guadalquivir. El informe realizado a instancias de la Comisión Científica creada al efecto suponía una jarra de agua fría para los directivos del Puerto de Sevilla en esos años, que tenían a la actual mano derecha del alcalde Juan Espadas, Carmen Castreño, al frente del proyecto. 

Años después, una nueva dirección de la Autoridad Portuaria de Sevilla anunciaba que renunciaba al dragado, sin embargo, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir mantuvo ese proyecto en su planificación. WWF denunció entonces al Tribunal Supremo que el actual Plan Hidrológico no especificaba las condiciones en las que debería realizarse el proyecto de dragado para evitar la afección al Parque Nacional de Doñana y para cumplir la Directiva Marco de Agua. Asimismo, WWF apuntaba que no es posible justificar su realización apoyándose en una evaluación ambiental realizada en 2003 y que ya “ha sido superada”. 

El proyecto tuvo un dictamen motivado en contra de la Comisión Europea y de organismos internacionales como UNESCO, ante quien el propio Estado declaró que “el proyecto no podrá seguir adelante”. 

Así, con fecha 4 de marzo de 2016, WWF España interpuso un recurso ante el Tribunal Supremo contra el Real Decreto 1/2016, de 8 de enero, por el que se aprueba la revisión de los Planes Hidrológicos de algunas demarcaciones hidrográficas en lo que se refiere al Guadalquivir, y motivada por la inclusión en el mismo del proyecto de dragado de ensanche y profundización de la desembocadura del río Guadalquivir, que afecta al Espacio Natural Doñana.

WWF España alegó la ilegalidad del proyecto, pues, por un lado, la Declaración de Impacto Ambiental de la ampliación del Puerto de Sevilla no identificaba la afección que causaba el dragado de profundización en el espacio protegido de Doñana, ni preveía medidas para evitarlo, y los informes posteriores elaborados CSIC y Comisión Científica creada ad hoc declararon que era inasumible en la situación actual. 

Dicha postura que fue recogida en la Sentencia del Tribunal Supremo de 26 de febrero de 2015 que haciendo suyo el contenido del informe en lo que se refiere  a que “en la situación actual, el dragado de profundización se ha demostrado incompatible con la conservación del estuario y por lo tanto de Doñana, recomendamos que se desestime definitivamente el dragado de profundización y que de mantener la Autoridad Portuaria de Sevilla su voluntad de realizar dicho dragado, inicie un nuevo procedimiento de EIA una vez las condiciones en el estuario hayan mejorado”, declaró la nulidad del proyecto por no ser conforme con las exigencias de la Directiva 2000/60/CE, Marco de Aguas.

La nueva sentencia del Tribunal Supremo ratifica ahora los argumentos de WWF España y el valor del Dictamen de la Comisión Científica – reiterando los riesgos que ya fueron reconocidos en la Sentencia de 25 de febrero de 2015 – pues en modo alguno la Autoridad Portuaria de Sevilla ha justificado la realización de las actuaciones necesarias para mejorar la funcionalidad del estuario del Guadalquivir.

“Es el golpe definitivo para uno de los proyectos más dañinos que amenazan Doñana y sienta un precedente muy importante para la conservación de los ríos de España” ha declarado Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España. “Tras más de 15 años luchando contra este proyecto injustificable, hoy es un gran día para Doñana, la naturaleza y para todas las personas que viven del rico Estuario del Guadalquivir».

Share Button
>> Compartir en MenéameMenea este post en Meneame.net

Author: RICARDO GAMAZA

Periodista ambiental desde hace dos décadas en prensa, radio, televisión y blogs. Productor y director audiovisual independiente, escritor y guionista. Escribo periódicamente sobre ecología para Diario Público, Huffington Post, Consumerismo, El Correo de Andalucía, Magacink y Quercus.

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: