[EXCLUSIVA] Esta es la sentencia ejemplar contra Aqualia por perjudicar a un ayuntamiento al que le vendía el agua

Tenía las tuberías del agua en un “estado funesto”, no cumplió el plan de inversiones al que se comprometió para ganar el concurso público para hacerse con el servicio municipal de aguas y, para rematar, tras la gestión de Aqualia la red de abastecimiento y saneamiento sufrió una “depreciación”. El Juzgado Contencioso-Administrativo número 4 de La Coruña relata todos estos desmanes de la empresa filian de la multinacional Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), Aqualia, en la gestión del agua del concello del Arteixo. La sentencia, que fija una indemnización al Ayuntamiento de más de 2,6 millones de euros por los problemas creados por la nefasta gestión mercantil del agua públicoa por parte de Aqualia , detemina también “la reversión al Ayuntamiento de Arteixo del conjunto de medios materiales e instalaciones afectos a la concesión” y establece “la prohibición de contratar a la recurrente con el Ayuntamiento de Arteixo, por el plazo de cinco años”.

Una concesión lograda por Aqualia con el apoyo incondicional del alcalde del PP en 2005

La historia de este despropósito se remonta a 2005, cuando gracias al voto del alcalde de Arteixo, Manuel Pose (PP), se “vendió” la gestión del agua municipal a la empresa mixta Augarsa, creada para este “negocio” con la participación casi a partes iguales del Concello y Aqualia. Aunque la oposición municipal se opuso a la privatización del agua y denunció las irregularidades de su concesión, el PP hizo valer el voto de calidad de su alcalde para darle el nuevo negocio del agua a Aqualia por la friolera de 30 años. Sin embargo, en 2013 Augarsa se disuelve y se resciende el contrato por un supuesto incumplimiento de las condiciones por las que Aqualia había ganado la concesión. El Juzgado considera ahora que esos incumplimientos están probados e incluso afirma la jueza que en las pocas obras realizadas por Aqualia “hubo sobrecostes” y además se contrataba a empresas del grupo FCC, así que todo (el dinero) quedaba en ‘casa’. Toda una sentencia ejemplar que pone sobre la mesa la manera de actuar de la multinacional de la construcción (FCC) dedicada ahora también a los negocios del agua (Aqualia) en toda España.

Esta es la sentencia a la que ha tenido acceso Ecoperiodismo y que te mostramos en exclusiva: SENTENCIA

Share Button
>> Compartir en MenéameMenea este post en Meneame.net

Author: RICARDO GAMAZA

Periodista ambiental desde hace dos décadas en prensa, radio, televisión y blogs. Productor y director audiovisual independiente, escritor y guionista. Escribo periódicamente sobre ecología para Diario Público, Huffington Post, Consumerismo, El Correo de Andalucía, Magacink y Quercus.

Share This Post On
468 ad

1 Comment

  1. Son unos indeseables

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: